top of page

Ampliación de radial Santa Ana en Costa Rica se hará durante el segundo semestre del año

Por: Malka Mekler

La ampliación de cinco a siete carriles de la radial Santa Ana estará a cargo de la empresa Constructora Hernán Solís, por un monto de US$13,34 millones. La supervisión de dicha obra estará a cargo de la empresa Ginprosa, por un monto de US$679.249.

El tramo de 2,2 km entre el puente sobre el río Virilla, ampliando a cuatro carriles hace más de un año, y el puente sobre el río Corrogres, es uno de los sectores con mayor congestionamiento vial del oeste de la capital. Se estima que 35.000 vehículos transitan por este en promedio diario.

“Se sustituirá por completo el sistema de abastecimiento de agua potable ubicado bajo la carretera, con una proyección de vida útil de 25 años, lo que reducirá el riesgo de fugas prematuras que obliguen a romper la carretera para la reparación del problema y, por ende, no se “parcheará” la carretera nueva, explicó el Ministro de Obras Públicas y Transportes, Ing. Rodolfo Méndez Mata.

Además, se construirá un sistema de canalización de aguas pluviales completamente nuevo, esto para evitar daños en la carreta que será edificada por completo desde su base y con un sistema constructivo de control del polvo, con el objetivo de generar la menor afectación posible a los usuarios, vecinos y comerciantes de la zona. Dicha estructura de pavimento asfáltico tendrá una vida útil de 15 años.

“La calidad de la obra, y un estricto cumplimiento con el cronograma será también un sello en este proyecto, en donde al menos el 10% del personal deberá ser mujeres, ya que este es uno de los requisitos que tendrá que cumplir la empresa, tal como se estableció en el contrato”, mencionó Alejandro Rossi, director de Unops en Costa Rica.

Para el traslado de servicios público de este proyecto, los cuales incluyen la cimentación del nuevo sistema de alumbrado público subterráneo, se destinó US$1 millón. Esta iniciativa también abarca la construcción de aceras en ambos lados, con anchos superiores a 1,2 metros y cumpliendo toda la normativa de Ley 7.600.

Los cinco carriles centrales de la carretera estarán separados de los dos carriles marginales con estructuras de concreto de 15 cm de alto y 60 cm de ancho, con lo que se aumenta la seguridad y se reduce las maniobras ilegales.

Al finalizar la ampliación, se marcará con pintura termoplástica, la cual tiene una vida útil de hasta 5 años. También se colocará señalamiento vertical completamente nuevo, con base en la nueva realidad de la carretera ampliada.

bottom of page