Construcción de hoteles abre nuevas oportunidades en la región

Aunque el fin de la pandemia no ha sido declarado, varios proyectos de lujo ya se encuentran en construcción lo que va a aportar enormemente al levantamiento de la cifras del sector turismo y economía en general.



Por: María Melba Calero, maria.calero@connectab2b.com

El turismo es una de las fuerzas motrices esenciales del empleo y del crecimiento de la región, pero desde la llegada del Covid-19 ha cambiado drásticamente esto. El impacto en las empresas que se dedican al turismo, ya sean hoteles como constructoras y desarrolladoras ha sido fuerte y sin precedentes.

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en el 2019 este sector generó (directa e indirectamente) alrededor de 330 millones de empleos en todo el mundo, lo que equivale al 10,3% del empleo total. Por cada empleo creado directamente por este sector, se crea casi un empleo y medio adicional de manera indirecta o inducida, además sólo los subsectores del alojamiento y la restauración, que tienen un alto coeficiente de empleo, dan trabajo a 144 millones de personas en todo el mundo.

“La pandemia y los esfuerzos mundiales para contenerla podrían provocar a nivel internacional una contracción de la economía del turismo de entre el 45% y el 70%. A nivel nacional, las industrias del turismo también están siendo duramente golpeadas pues se estima que alrededor de la mitad de la población mundial está sometida a medidas de contención. Sin embargo, se prevé que el turismo nacional tendrá una recuperación más rápida que la industria internacional del turismo”, indicó la institución en el 2020.

En el 2021, la OIT destacó que la recuperación del turismo depende directamente de la extensión de la vacunación y de la adopción de medidas adecuadas de seguridad y salud en el trabajo. “La reactivación de este sector puede tener un efecto multiplicador importante sobre la economía y empleo, que puede resultar crucial para superar la crisis generada por la pandemia”, indicó en su momento el director de la OIT para América Latina y el Caribe, Vinícius Pinheiro.

Lea: "Distrito de Innovación T-24: El tecnológico desarrollo en Costa Rica"

A nivel regional, según el informe “El impacto de la pandemia en la región centroamericana y los posibles cambios post pandemia”, a pesar de que la región tuvo más tiempo para prevenir y contener la pandemia, al igual que el resto de occidente, no se tomaron acciones eficaces para impedir o prepararse ante la inminente llegada del virus. Centroamérica se enfrentó así al covid-19 con alta vulnerabilidad social, falta de crecimiento económico y debilidad política e institucional.

La severidad con la que ha golpeado la crisis provocada por el covid-19 ha puesto en evidencia la debilidad de las instituciones y empresas de la región, la existencia de brechas entre el gobierno y el sector turismo así como lo poco preparado que estaba el sector construcción para afrontar los rebrotes de las diversas variantes.

Actualmente, específicamente en Costa Rica, Alberto Bonilla, director de desarrollos de Garnier & Garnier indica que hay una explosión enorme en la construcción de residencias en las costas, es decir referente a casas de segunda residencia, especialmente en la costa pacífica. “Durante la pandemia se observaron precios récord por metro cuadrado, a nivel de venta en todo el espectro de ingresos (medio hasta ultra-lujo) y esto ha permitido que haya una tendencia hacia proyectos inmobiliarios que fusionan la hotelería con la parte residencial”, afirma.

Le puede interesar: "Iluminación de oficina ¿Cuáles son las tendencias?"

En cambio, en Guatemala las estadísticas muestran que el sector de alojamiento fue uno de los más afectados por las restricciones y su recuperación económica ha sido lenta. En enero 2020 (previo al inicio de la pandemia) la ocupación hotelera era de un 35,6%, mientras que en junio 2021 muestran un cambio al 25,02%. Esto debido a varias razones, entre ellas que las familias guatemaltecas están optando por opciones de descanso más exclusivas, privadas y seguras por lo que para el 2022 se proyecta un alza importante en las ocupaciones de villas y casas privadas para miles de guatemaltecos y sus familias, que continuará en ascenso. En Semana Santa del presente año la ocupación hotelera se ubicó en un 92% en nueve destinos turísticos, según una medición del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat).

Renace la industria hotelera

El Salvador logró surfear la crisis provocada por la pandemia y ahora apuesta todas sus estrategias turísticas. A mediados del 2022 y con una inversión de US$1.200 millones, inversionistas extranjeros indicaron que construirán siete hoteles cinco estrellas en el centro y zona oriental del país para dinamizar la economía y hacer el país más atractivo.

“Hay un compromiso de US$1.200 millones que significan casi dos puntos de nuestro Producto Interno Bruto (PIB). Estamos trabajando para atraer la inversión y operaciones de empresas que nos generen oportunidades y empleos que aún nos hacen falta”, afirmó en una conferencia de prensa, la Embajadora de El Salvador en Estados Unidos, Milena Mayorga.

Mayorga dio a conocer la noticia en compañía de la comitiva de empresarios estadounidenses representantes de franquicias internacionales como: Sport Ilustrated Hotel Resort, Universal Music Resort, Harmony Hotel Resort y Wired Hotel.


Secrets® Tides Punta Cana Resort & Spa

Por su parte en República Dominicana, en mayo del 2022 presidente Luis Abinader dio el simbólico primer palazo de inicio de construcción del hotel de lujo “Secrets® Tides Punta Cana Resort & Spa” en Punta Cana, un proyecto con una inversión de US$175 millones, liderada por la prestigiosa constructora Codelpa, con el apoyo de las cadenas hoteleras AMR™ Collection parte de la cartera de marcas Hyatt y del Grupo Martinón.

La nueva instalación hotelera creará 3.000 empleos directos e indirectos y aseguró el mandatario que por la probada experiencia de las entidades que participan en su desarrollo, será un hotel de “gran lujo, de nueva generación, que enriquecerá la exitosa oferta turística de Punta Cana, con su diseño contemporáneo y su integración con la naturaleza”.

Además: "Inician trabajos para construcción de terminal de cruceros en República Dominicana"

Secrets® Tides Punta Cana Resort & Spa se construye en primera línea de la playa, con una arquitectura contemporánea, elegante, pensada para adultos; y la clave del diseño, lo que predomina en todo el espacio concebido, es la naturaleza. Por eso, añadió el ingeniero Peña, la primera imagen del huésped al pisar el lobby será una vista directa al paisaje que ofrecen la playa y el mar con su color azul turquesa.

En Guatemala, la desarrolladora y operadora de proyectos comerciales, residenciales y franquicias de moda, Íntegro, indicó que este año incursionará en el sector hotelero y tendrá presencia en departamentos como Petén, Huehuetenango, Izabal, Alta Verapaz, Escuintla, Sololá y Sacatepéquez.

Jorge Mario Figueroa, director general de Íntegro, explicó que siete hoteles serán construidos en un lapso de 4 años, cubriendo la demanda de hospedaje en diferentes departamentos del país, aunque hay un objetivo de construir 10 hoteles a 5 años.

Asimismo, en Costa Rica se vive un gran repunte de construcciones, de acuerdo con Bary Roberts, representante del Grupo de Empresarios de Turismo por Costa Rica. El experto comenta que el sector en productos de alta gama se encuentra bien y activo. “Desarrollos como el de Ritz Carlton, Six Senses y One&Only en Papagayo están en distintas etapas de desarrollo y cada uno por sí solo tendrá un impacto para el país y el mercado similar al que tuvo Four Seasons en su momento”.


Six Senses

Esto generará un impacto positivo en toda la industria turística y un efecto directo muy positivo en la absorción y precio del producto inmobiliario. “En el producto de media-media alta gama, veremos la consolidación del modelo todo incluido con marcas más tradicionales de producto tradicional incursionando exitosamente en el mercado costarricense. Siempre hay que tomar nota que la promoción de las cadenas hoteleras a nivel internacional de sus productos en Costa Rica han sido factor clave en el posicionamiento actual de Costa Rica en el mercado y lo seguirán siendo en el futuro”, afirma.

Garnier & Garnier coincide con este repunte. Para Alberto Bonilla, director de desarrollos de la empresa, el turismo de lujo y ultra-lujo ha tomado mayor protagonismo, un nicho que desde hace 20 años cuando inició el desarrollo de Península Papagayo en Guanacaste, ha ido ganando terreno.

Lea: "Crecimiento de ciudades y carencia en infraestructuras, la piedra en el zapato de la región"

“Six Senses es un ejemplo de ello, un proyecto hotelero y de residencias de ultra-lujo que desarrolla Garnier & Garnier justo en esa zona, el cual abrirá sus puertas en 2024, tendrá 48.000 m2, 40 habitaciones y 31 residencias. Este resort centra su experiencia en el bienestar físico y mental de sus huéspedes y apunta a convertirse en un ícono arquitectónico que brinda una experiencia muy superior”, afirma Bonilla.

Además, este proyecto generará una inversión de más de US$200 millones y 350 empleos directos, para los cuales se dará prioridad a los habitantes de la comunidad.

Otro desarrollo que está llevando a cabo Garnier & Garnier , se ubica también en Guanacaste. “Podemos adelantar que se trata de un hotel que ofrecerá un servicio inigualable con experiencias únicas. Desde lujosos espacios para ejercicio e increíbles spas, hasta una experiencia culinaria de talla mundial, definidos por elegancia y lujo. Este hotel promete ser una experiencia única por las bellezas naturales y opciones para la aventura con las que Costa Rica cuenta y el confort que tendrán las instalaciones”, asegura Bonilla.

Tendencias de diseño

En los diversos hoteles de la región, este 2022 veremos grandes espacios. El turista hoy más que nunca busca estar al aire libre, el ecoturismo y experiencias que generen bienestar. Por otra parte, con más frecuencia se están diseñando espacios para coworking adicionales en los hoteles, para que el huésped pueda tener un espacio privado y diferente si tiene que trabajar durante alguna porción de su estadía.

“Deberíamos de ver diseños de hoteles con espacios intersticiales que promueven la ventilación e iluminación natural y una conexión inmediata con la naturaleza del contexto inmediato. Las grandes cadenas-enclaves que niegan su contexto, edificios gigantes deshumanizados ya no son tan atractivos debido a las nuevas exigencias de los usuarios”, asevera ”, Arq Rodolfo Tinoco director de Laboratory Sustaining Design.

Le puede interesar: "Un baño "de lujo" en 5 pasos"

Además del tema de espacio, los hoteles actualmente están invirtiendo en tecnología, ideando paquetes y productos más flexibles para acomodar las necesidades y movimientos que buscan. “Work áreas”, o áreas de trabajo con internet de alta velocidad y capacidad, más enfoque en los servicios de un mayordomo aunque sean automatizados, más tarifas de larga estadía, más producto todo incluido, “all inclusive” y mucha tecnología de apoyo a la gestión operativa de los hoteles con el fin de volverlos más eficientes y demandando menos personal en esas áreas, lo que libera al personal para impactar positivamente la experiencia de los clientes”, expresa Bary Roberts, representante del Grupo de Empresarios de Turismo por Costa Rica.

A nivel de materiales, Bonilla expresa que se desarrollan proyectos respetuosos con el medio ambiente y el entorno en el que se encuentra ubicado. Para que la sostenibilidad trascienda, trabajan en generar conciencia entre los huéspedes, a través de acciones como la promoción de la separación de los residuos, el control del consumo de la electricidad y el agua, entre otras.

En cuanto a la energía, esta debería ser prioritariamente de origen solar: A partir de la implantación de paneles fotovoltaicos para la obtención de la electricidad, y paneles térmicos, para el suministro del agua caliente.

“Buscamos dotar de frescura y luminosidad en las habitaciones, con el objetivo de reducir al máximo el uso de sistemas de aire acondicionado. Pensamos también en que los productos de limpieza que se utilicen sean ecológicos y biodegradables para minimizar el daño ocasionado por el uso de químicos en el agua y de esta forma lograr una reducción de la huella de carbono. Respetamos además las tradiciones del entorno, la cultura y la biodiversidad”, finaliza Bonilla.