top of page

¿Cómo gestionar los residuos de construcción?

  • En Centroamérica, los residuos de construcción y demolición (RCD) representan entre el 20 y el 30% de los residuos sólidos urbanos.

La construcción es una de las industrias más importantes de Centroamérica. En 2022, el sector de la construcción representó el 9,2% del PIB regional. Sin embargo, esta industria también genera una gran cantidad de residuos, que pueden tener un impacto negativo en el medio ambiente.


Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los residuos de construcción y demolición (RCD) representan entre el 20 y el 30% de los residuos sólidos urbanos en Centroamérica. En Costa Rica, por ejemplo, los RCD representan el 25% de los residuos municipales.


Dichos residuos suelen tener un impacto negativo en el medio ambiente, ya que contaminan el suelo, el agua y el aire. También pueden suponer un riesgo para la salud humana, ya que pueden contener materiales peligrosos, como asbestos, plomo o mercurio.



Por ello, es importante gestionar los residuos de construcción de forma adecuada. Una buena gestión de los RCD puede ayudar a reducir el impacto ambiental de la construcción, ahorrar recursos naturales y crear empleo.


La gestión de los residuos de construcción se puede dividir en tres etapas, en primer lugar se encuentra la minimización, esta tiene como objetivo reducir la cantidad de residuos generados en origen. La misma se logra mediante el uso de materiales y tecnologías más sostenibles, así como la reutilización de materiales y el diseño de edificios más eficientes.


En segundo lugar está la separación y el reciclaje de los residuos, esto ayudará a reducir la cantidad que se envían a vertederos o incineradoras. Por ejemplo, el hormigón y los escombros pueden convertirse en áridos, la madera puede reciclarse para crear muebles y el plástico puede reciclarse para fabricar nuevos productos.


Además: China planea impulsar la infraestructura ambiental

Por último se encuentra el tratamiento, los residuos que no se pueden reciclar deben ser tratados de forma adecuada para evitar la contaminación. Esto puede implicar la incineración, la transformación en energía o el envío a vertederos controlados.


La gestión de los residuos de construcción es una responsabilidad compartida de todos los agentes involucrados en la construcción. Los propietarios, los promotores, los constructores, los proveedores de materiales y los gestores de residuos deben trabajar juntos para garantizar que los residuos se gestionen de forma adecuada.


Un caso de éxito es el Gobierno de Costa Rica, quienes desarrollaron un plan nacional de gestión de residuos de construcción. Este plan tiene como objetivo reducir la cantidad de residuos enviados a vertederos en un 50% para 2030.


Comments


bottom of page