top of page

Costa Rica construirá la Ruta Nacional 35 con apoyo del BID

  • Para mejorar la conectividad, el programa se propone finalizar la construcción de la Ruta Nacional 35, que une la Ruta Nacional 1 con la ciudad de San Carlos.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) brindará apoyo a Costa Rica con un programa de US$335 millones para la construcción de la Ruta Nacional 35, con el objetivo de fortalecer las condiciones de circulación entre las zonas norte y centro del país, así como impulsar la competitividad de los sectores productivos de la Región Huetar Norte.


Por su parte, el Director Ejecutivo del BID aprobó un crédito de US$225 millones y la modificación al Programa de Infraestructura de Transporte, por la cual se utilizarán hasta US$110 millones de dicho programa para el financiamiento integral de las intervenciones.


El nuevo programa busca beneficiar especialmente a los sectores agrícola y turístico, incluyendo a un 75% de los productos de la cadena de valor de insumos agrícolas en la zona, así como a 350 pequeñas y medianas empresas en el área de influencia directa de la ruta, con la reducción de su tiempo de viaje hacia los nodos logísticos. También serán beneficiados 3.2 millones de turistas que visitan anualmente la región, con ahorros significativos en sus tiempos de viaje.



“Desde el BID nos complace contribuir al desarrollo de infraestructura vial estratégica para Costa Rica, con un enfoque territorial que busca impulsar la competitividad de la Región Huetar Norte al mejorar las condiciones de movilidad para la agricultura, el turismo y otras actividades productivas que generan empleo y prosperidad en esta población, a la vez que contribuyen al crecimiento equitativo del país”, comentó Francisco Javier Urra, representante del BID en Costa Rica.


Para mejorar la conectividad, el programa propone finalizar la construcción de la Ruta Nacional 35, que une la Ruta Nacional 1 con la ciudad de San Carlos. Asimismo, el programa concretará la construcción de esa ruta siguiendo criterios de diseño resilientes, según el plan de gestión de riesgo de desastres y cambio climático, y la implementación de un modelo de Asociación Público-Privada (APP) para su operación y mantenimiento.


Cabe destacar que el préstamo del BID por US$225 millones tiene un plazo de amortización de 25 años con un período de gracia de cinco años y menos, y una tasa de interés basada en SOFR. Además, este es el segundo préstamo individual bajo una Línea de Crédito Condicional para Proyectos de Inversión aprobada por el Directorio Ejecutivo del BID en 2019.


bottom of page