Seis casos de éxito de construcción sostenible que debe conocer

Por: Malka Mekler malka.mekler@connectab2b.com

  1. Torre Caleido, Madrid, España

Caleido es la quinta torre del paseo de la Castellana, este es un espacio creado en Madrid donde la tecnología, el conocimiento, la salud y el ocio se unen en beneficios de las personas. El proyecto fue diseñado por los estudios de arquitectura Fenwick Iribarren Architects y Serrano-Suñer Arquitectura quienes optaron por crear un concepto de arquitectura biofílica, centrado en la búsqueda del bienestar de las personas que están en estado de estrés y aumentar su felicidad. 

El complejo cuenta con 181 metros de altura, 35 plantas y una forma de T invertida es el séptimo edificio más alto de España. La torre no se destaca únicamente por su peculiar forma sino también por su espacio exterior, el cual está compuesto por amplias zonas verdes de 33.000 metros cuadrados y 16.000 metros cuadrados de zona comercial.

Lea: “Conozca los detalles de la entrega obras de mitigación en El Salvador”

Durante la segunda fase conceptual del proyecto, se solicitó el certificado LEED para el mismo, pero esta no es la única medida sostenible que han implementado. Desde el uso de una parcela urbana ya desarrollada con el fin de no producir un nuevo impacto ambiental hasta la reducción en un 50% del consumo de agua por medio de un sistema de riego por goteo, así como el uso de materiales reciclados y con origen de proximidad.

Asimismo, Torre Caleido utilizó materiales certificados C2C para la red de evacuación y saneamiento.

  1. Museo del Mañana, Río de Janeiro, Brasil

El Museo del Mañana está inspirado en la cultura carioca, este explora la relación entre la ciudad y el entorno natural. Este cuenta con 5.000 metros cuadrados de espacio de exposición temporal y permanente, así como una plaza de 7.600 metros cuadrados que rodea la estructura por su alrededor y se extiende a lo largo del muelle. Asimismo, el edificio cuenta con grandes voladizos de 75 metros de longitud en el lado que da a la plaza y 45 metros de longitud en el lado que da al mar.

El museo cuenta con un diseño sostenible, en el cual se utiliza la energía natural así como fuentes de luz natural. Por otro lado, el agua de la bahía es utilizada para regular la temperatura dentro del edificio, dicha fuente suministra también agua para espejos de agua circundantes del museo. Cabe destacar que el Museo también utiliza paneles solares fotovoltaicos ajustables para optimizar el ángulo de los rayos solares durante el día y la generación de energía solar para suministrar el edificio.

Casa en Sant Andreu de la Barca, España

Las construcciones sostenibles no son solo en grandes edificios, este es el caso del estudio de arquitectura Arquimia quienes unieron en la Casa en Sant Andreu de la Barca (Barcelona) la filosofía de casas prefabricadas con el de las viviendas pasivas. Esta idea generó una casa prefabricada considerada de las más sostenibles de Europa con doble certificación de Passivhaus Premium y VERDE 5 hojas.

Además: “¿Cuánto se invertirá en la construcción de la represa Jiniguare, Honduras?”

Dicha vivienda fue construida por medio de paneles de madera prefabricados que permitió hacer el montaje en cuestión de días. Todas las instalaciones del edificio son controladas por domótica, lo cual permite un gran ahorro energético. Asimismo, el agua caliente sanitaria (ACS) es generada con un equipo de aerotermia, y la climatización por medio de suelo radiante e instalación de placas solares.

The Crystal, Londres

The Crystal es conocido como uno de los edificios más eficientes del mundo, pero también se destaca por ser un centro de conocimiento global para el debate sobre la vida y los desarrollos sostenibles. Este fue desarrollado por Wilkinson Eyre Architects y es una espectacular estructura acristalada de 6.300 metros cuadrados.

Su infraestructura cuenta con una tecnología sumamente amigable con el medio ambiente que va desde el autoabastecimiento energético, por medio de paneles solares, hasta el aprovechamiento del calor que obtiene del entorno. Además, el proyecto ha obtenido las mejores puntuaciones en los más estrictos estándares ambientales internacionales como LEED y BREEAM.  The Crystal reduce el uso del aire acondicionado por medio del enfriamiento natural, su cubierta exterior cuenta con un triple acristalamiento y 150 aberturas de fachadas controlables diseñadas para brindar una ventilación natural.

Pearl River Tower, Guangzhou, China

En la ciudad de Guangzhou, una de las más contaminadas de China, se encuentra uno de los rascacielos más amigables con el medio ambiente, diseñado por la firma Skidmore. Para desarrollar este proyecto se requirió de siete años de construcción, el mismo aprovecha la energía solar y el viento para reducir a casi cero su dependencia de la ciudad y su huella de CO2.

Le puede interesar: “Nueve84 avanza construcción de segunda etapa”

Dicha estructura dirige el viento hacía cuatro turbinas eólicas que generan energía limpia, la cual se utiliza en el sistema de iluminación y climatización por medio de suelo radiante. Además, sus fachadas cuentan con persianas automatizadas que gradúan la entrada de aire y luz, lo cual beneficia a la ventilación e iluminación natural. El edificio obtuvo la certificación platino LEED-CS en el 2016 en reconocimiento a los criterios y prácticas sostenibles usados al diseñarlo, planificarlo, construirlo y operarlo.

Parkroyal Pickering, Singapore

El estudio WOHA, establecido en Singapur y reconocido por su manejo en arquitectura creó un hotel de lujo 100% sustentable en Asia. Fue en el 2013 que concluyó el proyecto Parkroyal Hotel, en Pickering, Singapur. Dicho edificio consta de 30,000 metros cuadrados construidos que dan vista a una de las más grandes ciudades asiáticas. En este se creó un jardín de grandes dimensiones que puede ser admirado desde los puntos de interés aledaños y de la carretera que lo atraviesa por su fachada frontal.

La arquitectura ondulante de este hotel está inspirada en los campos de arroz de Bali, y con el objetivo de no perder la atmósfera selvática, utiliza materiales como madera oscura y clara, piedras, alfombra de musgo y vidrio y tiene uno de los primeros jardines del país impulsado por zero-energy, ya que todos los recursos que necesitan para funcionar provienen de celdas solares.

#Éxitos #Casos #Proyectos #Sostenibles