top of page

Casas 3D y sostenibles son una realidad

  • El prototipo de vivienda cuenta con unos 55 metros cuadrados, y sus suelos, paredes y techo fueron impresos en 3D con madera de origen sostenible y resinas biológicas.

Vivimos una época donde el avance de la impresión 3D y las innovaciones en el sector construcción han marcado de sobremanera. Desde tiny houses, casas prefabricadas, miniviviendas de materiales reciclados y mucho más son algunas de las grandes innovaciones que hemos visto en los últimos años.


De acuerdo con el medio digital “Business Insider”, la industria además de trabajar en su evolución tecnológica trabaja también en la reducción de su huella de carbono, ya que la producción mundial de hormigón supone el 8% de las emisiones anuales de efecto invernadero.



A raíz de las tecnologías y la anticipada construcción de proyectos impresos en 3D en tiempo récord, el sector también busca cómo enfocarlo en la sostenibilidad. Son cientos de proyectos los que buscan agregar valor a sus métodos de construcción tradicionales en paja o madera, utilizando materiales naturales y reciclados.


Con el fin de buscar soluciones a la escasez de viviendas que atraviesa Estados Unidos, investigadores de la Universidad de Maine produjeron a gran velocidad casas asequibles y amigables con el ambiente, gracias a una innovadora tecnología.



Utilizando una de las impresoras 3D más grandes del mundo, el Centro de Estructuras y Composites Avanzados (ASCC) de esta universidad presentó la primera casa impresa en 3D hecha totalmente con materiales de origen biológico. Se trata de la BioHome3D.


Dicho prototipo cuenta con 55 metros cuadrados, suelos, paredes y techos impresos en 3D con madera de origen sostenible y resinas biológicas. Asimismo, la casa es 100% reciclable y su montaje no requiere semanas ni meses de construcción in situ.



Tras la impresión en 3D de los cuatro módulos, el centro de la Universidad de Maine montó el prototipo en tan solo medio día. A un electricista solamente le hicieron falta un par de horas para conectar la casa a la red eléctrica.


Por su parte, la vivienda está altamente aislada con un aislamiento 100% de madera y valores personalizables. Los residuos de la construcción se han eliminado casi por completo gracias a la precisión del proceso de impresión.


Dicha vivienda tiene diversas ventajas, como lo es reducir el material y la mano de obra necesarias para la construcción. BioHome3D fue desarrollado gracias al financiación del programa Hub and Spoke del Departamento de Energía de Estados Unidos entre la UMaine y el Laboratorio Nacional de Oak Ridge.



bottom of page