Sostenibilidad urbana: un esfuerzo compartido

  • Las ciudades juegan un papel crucial en la lucha contra el cambio climático ya que no sólo son responsables de hasta el 76 % del consumo energético, sino que, además, son especialmente vulnerables al cambio climático.


Por: Ignacio Gómez, Gerente General de Genera


El 25 de septiembre de 2015, los principales líderes mundiales reunidos en la Asamblea General de la Naciones Unidas adoptaron la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. La misma incluyó un conjunto de objetivos globales ideados para erradicar la pobreza, proteger al planeta y asegurar la prosperidad para todos y todas como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Se establecieron entonces los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para los próximos 15 años.


En el Objetivo número 11 quedó puesta de manifiesto la necesidad de lograr que las ciudades sean más inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles con sus habitantes y con sus entornos naturales. Para lograrlo, se estableció dentro de las metas de este punto la necesidad de aumentar para el año 2030 la urbanización inclusiva y sostenible potenciar la capacidad para la planificación y la gestión participativa, integrada y sostenible. También se indicó como necesario aumentar el número de ciudades y poblaciones que adopten e implementen políticas y planes integrados para promover la inclusión, el uso eficiente de los recursos, la mitigación del cambio climático y la adaptación al mismo.


Las ciudades juegan un papel crucial en la lucha contra el cambio climático ya que no sólo son responsables de hasta el 76 % del consumo energético, sino que, además, son especialmente vulnerables al cambio climático. En el caso concreto de América Latina y el Caribe, la recuperación sostenible viene acompañada de tres desafíos latentes. En primer lugar: Reducir la alta informalidad urbanística en barrios y viviendas. En segundo: Solucionar la falta de planificación urbana y, finalmente: Mejorar la informalidad en el empleo y el acceso a servicios.


Particularmente, en lo que refiere a las ciudades de Centroamérica, el estudio Tendencias de sostenibilidad urbana para 2021 pone de manifiesto las cinco principales tendencias de sostenibilidad urbana:


  • Adaptación a riesgos: Es un tema que relevante para todos los países de la región en el cual las ciudades no son una excepción y se enfrentan con la dificultad de gestionar y planificar estos eventos en el marco de un entorno urbano altamente informal. Es aquí en donde los retos y tendencias deberían estar priorizados por el desarrollo de métodos de alerta temprana y gestión de desastres para evitar o prevenir las crecidas de los ríos, incendios, sequías, las tormentas tropicales y las marejadas.

  • Electrificación y descarbonización: Actualmente un tercio de la producción energética global proviene de fuentes renovables. Según indica el Plan Nacional de Descarbonización, Costa Rica cuenta con uno de los pocos sistemas eléctricos descarbonizados del mundo. Un dato no menor es que en el año 2017 el 99.5% de la electricidad en el país fue generada sin usar combustibles fósiles marcado un hito en los últimos 30 años.

  • Economía circular: Se trata de un concepto que es tendencia y que se ha convertido en una alternativa al modelo lineal de producir, usar y tirar. Las ciudades, como centros de consumo, empleo, innovación, y generación y manejo de residuos son el corazón y el motor de las oportunidades de economía circular.

  • Soluciones basadas en la naturaleza: Es necesario limitar la expansión de las ciudades, se trata de una prioridad. Pero también, es necesario entender a las urbes como parte de los ecosistemas de su alrededor, particularmente en nuestra región, que alberga las zonas más biodiversas del mundo.

  • Innovación financiera: Los edificios y el transporte comprenden el 48% de la emisión de los denominados bonos verdes, sociales o sostenibles. El aumento de este tipo de instrumentos fortalece el mercado, del cual los gobiernos todavía no han podido beneficiarse de manera autónoma. Sin embargo, la maduración del mercado permitirá a los municipios abrir nuevos canales para promover iniciativas de sostenibilidad local.

Entendemos como sostenibles a aquellas ciudades en las que existe una adecuada movilidad, fomento del ahorro de energía y de recursos hídricos, disminución de la contaminación acústica y creación de espacios públicos con áreas verdes puestas al servicio del ciudadano. Desde Grupo Genera nos comprometemos a trabajar y accionar para crear y apoyar las condiciones que hagan de San José una ciudad sostenible, aliada del medioambiente y comprometida con las generaciones presentes y futuras.